Sr. Bicicletero

De vez en cuando me encuentro, sin buscarlo, con lugares que parecen haberse quedado en el tiempo... Cerca de casa hay por lo menos una zapatería, una farmacia y una mercería que, desde la vidriera, la ambientación e incluso los que atienden, parecen estar en los '60.
Primero aparece una idea aprobatoria acerca de quienes no se suben a la orda manipulada por la modernidad a cualquier costo, pero después, la duda por el origen de esa rebeldía... acaso no sea una búsqueda sino el resultado de una (otra) exclusión.
Gracias a la falla de mi bicicleta, he conocido a una bicicletería (apostaría que está igual que hace 30 años) que entra en esa descripción. Este local, a diferencias de otros, no me generó rechazo, ni la idea que el dueño había perdido algún tren que lo acercara a la fecha... él, de unos 80 años, sólo, atiende en su local, tosco, de pocas palabras, rodeado de almanaques viejos, posters semi caídos, cajitas viejas en armarios añejos... se toma su tiempo, se nota que sabe lo que hace y que lo hizo toda su vida... en la puerta, el cartelito de horarios aclara que abre a las 14 y se va a las 19... me imagino inmediatamente que es el arreglo que llegó con sus hijos...
- Trabajo menos, pero no me vendan el local - podría haber dicho alguna vez.
Le saco una foto sin que se dé cuenta (está muy concentrado, aunque yo hubiera hecho ruido, él no lo hubiera notado), y termina su trabajo. Le agradezco su atención, él no dice nada. Me pregunto si tendrá mucha clientela, y un flaco, bicicleta en mano, me responde con su presencia.
Sé que voy a seguir volviendo... a pesar de que sus precios estén tan actualizados.

8 comentarios:

Mariann dijo...

que lindo, tantas emociones combinadas en la historia de una bicicleta.

los que no andamos en bicicleta no entendemos las historias que se esconden allí.

guarda que se entera el viejo y te hace pagar el copyright de l a foto eh

isadora dijo...

Jajaja me sacaste una sonrisa con la última oraciñon.
A la vuelta de casa tengo una merceria multifuncional que vendes aparte de todo, menos comestible y forros, el resto esta disponible. Tambien funciona como modista. Cada vez que entro me siento en el túnel del tiempo.
Yo no soy tan buena como vos, la verdad que sus precios tambien estan muy actualizados jaajaj y tardan un montón en arreglarte la ropa, asi que por lo pronto, seguire comprando pequeñas cosas alli! jaja

Beso

Psicologa con problemas dijo...

tengo una fermacia vintage... la odio, nunca tiene nada de lo que pido, pero el qu eatiende tiene bena onda asi que no dejo de ir.. y de volver con las manos vacias!

tucuMALA

Psicologa con problemas dijo...

tengo una fermacia vintage... la odio, nunca tiene nada de lo que pido, pero el qu eatiende tiene bena onda asi que no dejo de ir.. y de volver con las manos vacias!

tucuMALA

Nono dijo...

Aca cerca de casa habia uno tambien, que se parecia moises ikonikof.
Le lleve la bici hace unos meses para que le arregle una goma, y me la inflo poco. Calculoi que no tiene fuerza para apretarla y ver cuan inflada esta.
Cerro hace poco, no se si se murio el viejo o que. Pero me gustaba entrar ahi, era viajar en el tiempo.

BLUEKITTY dijo...

Creo que no me subo a una bici desde que tengo 13 años :(

Staff de Bla Bla Bla dijo...

Nunca aprendimos a andar en bici... Somos cojos... como Sofovich

Leticia dijo...

A mi esos lugares me dan "Abrazo partido", en Rosario hay muchisimos y si te alejas a los barrios... ni hablar