A confesión de partes ...









Ok, opinaré sin conocimiento de causa... pero...

3 comentarios:

Isadora dijo...

Quiza hubiese creído la apuesta que hace, sino dijiese abajo:
"Explicó que tiene un efecto multiplicador, que finalmente acelera el crecimiento"

WTF?
Pero, me abstengo a cualquier analisis profundo... la economia no es lo mio.
Y tampoco Obama


Muy bueno el post anterior jajajajaja
Yo no soy pudorosa cuando hablo, pero el otro día me tuve que bancar a una que lloraba y puteaba al novio en pleno subte..
Pobre, no sabia si limpiarse los mocos, decirle BASTA SEBASTIAN!! o esconderse..
Se le notaba que la situación la habia superado!

Beso!
Hace mucho que no pasaba!

Mariann dijo...

y bue,... suponer que el titular del diario realmente refleja: A) la medida política a seguir y B) el discurso real del negro es darle demasiada confianza al diario.

Por otro lado si vos repartis no se.. 20000 millones de dolares entre mmm no se.. cuantos hay en usa? 100 millones? 150? 200? veras que le terminas dando como 1000 dolares a cada uno...

no es taaaaaan ilogico.

Aclaro -aunque no tengo ninguna obligacion por hacerlo- no estoy de acuerdo en seguir sosteniendo la politica economica de basar la economia mundial en la financiera y no la financiera en la real. Pero dentro de esta logica bizarra en la que se maneja el mundo, no me parece tan extraño.

Rol dijo...

Isadora: Pásese, pásese que los perros no muerden... y yo hubiera agarrado el celular y le decía a Sebastián que hablara en otro momentos...

Mariann: Es verdad, por eso leí la nota antes de publicar la entrada... y si bien el título no es literal, lo que dijo (está entre comillas así que tengo que suponer que lo dijo) es algo parecido... y justamente la lógica, el razonamiento reinante es lo que me hace ruido... no tengo mucha idea de economía (no al menos como la debe tener el pte de eeuu) pero si la plata es para los bancos o para la gente... y se elige a los bancos... mh, no sé... hay algo que estamos haciendo mal creo... tendrás/tendrán mil quinientas razones que expliquen la decisión, y no podré refutar ninguna seguramente... pero, insisto, para mí hay algo que estamos haciendo mal.